Como Funcionamos y como se llega al Modelo Científico

Por Leandro Rodriguez


Un ser humano es tanto más exitoso cuanto mayor es el número de variables que puede manejar, cuanto más aptos son sus modelos teóricos y cuanto más larga es su "flecha temporal", porque la cantidad de futuro que puede tener en cuenta se incrementa. Por eso fueron seleccionados los organismos con flechas temporales cada vez más largas. También fueron seleccionándolos los seres con mayor capacidad de memoria, que podían recordar e incorporar más modelos, datos, cadenas causales y circunstancias. Asimismo, también se van seleccionando los organismos con mayor capacidad de aprendizaje, es decir aquellos que pueden reconocer procedimientos exitosos o desafortunados de sus congéneres e incorporarlos mejorarlos o desecharlos, aunque ellos mismos no hayan experimentado dichas contingencias. Finalmente, el ser humano transforma el tiempo real en tiempo mental, y puede explicar en una hora de clase lo sucedido desde un Big Bang que tuvo lugar hace quince mil millones de años, o utilizar la misma hora para disertar sobre la reacción de una proteína que ocurre en millonésimas de millonésimas de millonésimas de segundo.

Sin embargo, así como la facultad de evaluar un futuro cada vez más remoto otorga ventajas en la lucha por la supervivencia, y por ende se fueron seleccionando los individuos con flechas temporales cada vez más largas, llega el momento en que esta flecha temporal abarca tanto futuro que el ser humano comprende que llegará un momento en el cual habrá de morir. La muerte pone un límite final a la capacidad de conocer, puesto que nadie sabe lo que sucederá después, y así plantea una angustia existencial total y atroz. Cobran entonces especial importancia los modelos religiosos que apaciguan esta angustia, pues otra de las grandes ventajas de los seres humanos es que son capaces de incorporar la experiencia y el conocimiento ajenos a través de la crianza y la educación, y luego, a lo largo de toda la vida, siguen añadiendo soluciones que concibieron otros integrantes de la sociedad. Dicha transmisión cultural tiende a convencer al ser humano de que todo dependerá de su comportamiento del grado en que cumpla ritos, de la habilidad de sus sacerdotes de encauzarlo hacia destinos menos aterrorizadores. Si el conocimiento da ventajas y seguridades la ignorancia es, por el contrario, una fuente de peligro y angustia, y hace que el ser humano se sienta desprotegido y vulnerable. Si la estrategia humana por excelencia es el conocer, la evolución ha de haber extinguido al hombre capaz de encogerse de hombros ante lo desconocido, ante lo que capta que no entiende.

Para dar cuenta de hechos y sucesos demasiado complejos para la mentalidad primitiva como por ejemplo: el origen del universo, el origen de los humanos, los terremotos, etc. Fue inevitable imaginar dioses con capacidades superiores a las del ser humano. Por supuesto, las religiones son sistemas complejos y cumplen múltiples papeles sociales además del explicar y calmar angustias. El haber dependido de modelos teológicos a lo largo de la prehistoria y de la historia ha hecho que el ser humano coevolucionara. Es decir vivir en la sucesión de cambios mutuos entre dos o más especies, o entre una especie y su habitad, o entre una especie y la nueva situación que ella misma ha provocado. Con dichos modelos las religiones fueron y se trasformaron como lo hicieron porque el ser humano dependió de ellas y las fue adaptando a medida que evolucionaba.

A lo largo de esta coevolución el ser humano fue advirtiendo que las predicciones sacerdotales y los personajes sagrados no resultaban tan eficaces y todopoderosos como parecían. Este descubrimiento lo ha hecho sobre todo al entrar en conflicto con otros pueblos que tenían modelos y deidades más eficaces, ante los cuales los dioses y esquemas propios no eran de gran ayuda. Esta poda de variables inoperantes o equivocadas ha ido eliminando milagros y deidades, ha ido desarrollando modelos no-sagrados, y los ha ido perfeccionando hasta desembocar en los MODELOS CIENTIFICOS ACTUALES. Hoy los modelos científicos son tan eficientes que pueden decidir hacia donde se tiene que disparar un cohete con una cámara para que dentro de siete años tome fotografías de los anillos de Saturno, o hacer un mapa del genoma humano. La eficacia de los modelos científicos ha llevado a poner bajo la ciencia los comportamientos del mar, del clima, la economía, los procedimientos industriales, la conducta humana, el pasado, la sociedad, los dispositivos para extraer agua y levantar pesos, los procesos químicos, la vida, la guerra. La ciencia también se pone así misma bajo su propia lupa para entender cómo está hecha, cual es su historia, su sociología, sus criterios para aceptar o rechazar datos e interpretaciones, y su relación con el resto de la cultura. También pone bajo dicha óptica a las creencias, religiones, instituciones y funcionarios religiosos, y por supuesto esto desata conflictos que sólo algunos pueblos están capacitados para enfrentar, básicamente el primer mundo. El Tercer Mundo, hasta ahora, no ha podido hacerlo.

 

***********************

Otros Artículos