La educación más allá del simple aprendizaje

Por Leandro Rodríguez


El Centro Internacional de Física teórica en Trieste Italia, llamado ahora Abdus Salam en honor a su fundador el físico pakistaní, ganador del premio nobel de Física, alberga a científicos del tercer y primer mundo con el fin de realizar investigaciones y workshops en los diferentes campos de la Física y la Matemática desde hace más de 30 años. El sueño de Abdus Salam, que sea dicho de paso ha sido el único ganador del premio nobel de Física perteneciente al tercer mundo, fue la creación de un centro, en alguna parte del mundo desarrollado, en el cual los científicos de menos recursos se les brinde la oportunidad de trabajar en proyectos de investigación conjuntamente con científicos del primer mundo, para nutrirse de conocimientos y experiencias de vanguardia y puedan generar a su vez su transferencia al tercer mundo; de esa manera se contribuiría al desarrollo científico y tecnológico de sus propios países. Este proyecto lo llevó a cabo con éxito y tal vez su proeza le costó un gran esfuerzo que agotó sus energías y acabó con su vida.

He tenido la oportunidad de visitar este centro para participar en Workshops y trabajar en el laboratorio de Física de la Tierra en varias oportunidades. Uno puede calificar este lugar como un pequeño cielo donde se respira tranquilidad y con la única preocupación de generar nuevos conocimientos en medio de un ambiente agradable de paz.

El año pasado se me solicitó recomendar un candidato peruano para un programa de diplomado por un año en ciencias de la tierra en este centro, recomendé a un físico joven de 23 años graduado de la Universidad Nacional de Ingeniería, el cual fue admitido. Luego del año de estudios recibí la información que había ocupado el tercer lugar de todos los estudiantes, solicitándome más candidatos similares. Actualmente continua sus estudios de doctorado en EEUU.

Es curioso reflexionar un poco sobre esto. Conocí a este muchacho en el Centro Regional de Sismología para América del Sur. Un chico modesto provinciano, de Huánuco. Realizó todos sus estudios en colegios y universidad estatales. Me quedé sorprendido por sus valores y descubrí que el “software” que habían colocado sus padres dentro de su cabeza fue determinante para su triunfo en la vida. Su desempeño fue competitivo con alumnos de Alemania, Inglaterra, Estados Unidos, etc. La formación que recibió de la Universidad estatal estuvo a la altura de estos países. Obviamente este muchacho ha sido un buen alumno, como repito disciplinado, estudioso y honesto. Siempre se ha criticado la enseñanza en los colegios estatales del Perú y de la formación que se recibe en las Universidades Estatales, sin embargo creo que dejamos de lado la educación que recibe el niño en su propia sociedad; primordialmente en casa la cual le dará los cimientos en valores y normas de conducta que regirán su vida. En su entorno social, donde los medios de comunicación, gobernantes, autoridades, etc, serán los maestros que moldearán sus mentes. Creo que cuando hablamos de educación sólo vemos la parte instructiva de la misma y nos olvidamos de la parte formativa. Cuando intentamos dar soluciones para mejorar la educación no debemos ser unilaterales pensando que la responsabilidad de ello sólo radica en los profesores y colegios. Creo que nos olvidamos que la educación está en la infraestructura social que tiene el país, y si no trabajamos en ello, a través de múltiples alternativas no lograremos cambios significativos.

Muchos profesionales destacados en innumerables foros y en programas de televisión han afirmado que el Perú padece un atraso dramático en relación a la invención y la tecnología, es más, parece que hemos retrocedido. Esta afirmación, en los momentos actuales, ha tenido gran connotación en nuestro país porque lo ha afirmado un gurú norteamericano, y como es característico en nosotros necesitamos que alguien de afuera diga algo para realmente tenerlo en cuenta. En un artículo anterior (http://www.leandrorodriguez.org/articulos/machu.htm) mencioné el efecto del fenómeno Viracocha como parte de nuestra cultura que explica porque siempre necesitamos a alguien de afuera para tener en cuenta nuestros problemas.

Somos un país que vive de espaldas a una gran mayoría de lo que puede representar el conocimiento científico y tecnológico; parece que todavía estamos estancados en el oscurantismo medieval donde los adivinos, brujos y fanáticos religiosos eran los que determinaban las normas y conductas de la sociedad. Ante nuestros ojos pasa desapercibido los logros que ha realizado la ciencia y hacemos uso de estos sin ni siquiera sospechar como se llegó a ello.

En el año 2005 se cumplió 100 años del nacimiento de Einstein, un siglo después se producen los más intensos intercambios entre los campos del saber; la física forma parte hoy de diversas disciplinas como la biofísica, la tecnología en las comunicaciones, etc. Sin los descubrimientos de Einstein no estaríamos hablando de la sociedad de la información, no se habrían desarrollado las TIC'S, las industrias de la electrónica y la informática, no hubiéramos tenido la televisión, las computadoras, el láser, la fibra óptica el CD, el DVD, las placas solares, los satélites, etc. El premio nobel lo gana Einsten por sus trabajos sobre el efecto fotoeléctrico que es el proceso por el cual se liberan electrones de un material por la acción de la radiación; gracias a ello tenemos los aparatos de visión nocturna, las fotocopiadoras, los detectores de luz, las alarmas antirrobo, la apertura automática de las puertas, etc. Sus trabajos sobre el movimiento browniano en la actualidad se ha ramificado al mundo de las finanzas, a los análisis de mercado, a la toma de decisiones, etc. Igualmente el descubrimiento de su famosa ecuación que fue la génesis de la bomba atómica también sirve para la esterilización de alimentos y un largo etcétera. Su teoría de la relatividad sirvió para el correcto posicionamiento del sistema de posicionamiento global. Este gran hombre afirmaba lo siguiente en relación a la educación: “deberían cultivarse en los individuos jóvenes cualidades y aptitudes valiosas para el bien común” anteponía la formación personal y ciudadana al mero aprendizaje, pero el método para incidir en el desarrollo de la personalidad debía considerar las cualidades humanas e intelectuales. Afirmaba “En la escuela y en la vida el más importante estímulo de trabajo es el placer en el trabajo, placer en su resultado y en el conocimiento del valor de ese resultado para la comunidad.” Para él había que despertar y fortalecer estas fuerzas en la juventud, decía “Solamente este fundamento psicológico conduce al gozoso deseo de los más altos bienes del hombre: el conocimiento científico y la creación artística”.

En relación a la formación de la juventud opinaba: “La mente de un joven no debe atiborrarse de datos, nombres y fórmulas: cosas todas que puede encontrar en los libros sin necesidad de seguir ningún curso universitario. Los años de estudio deben emplearse únicamente para enseñar a pensar al joven, para darle un entrenamiento que ningún manual puede sustituir. Es un verdadero milagro que la pedagogía moderna no haya llegado a ahogar completamente la santa curiosidad de la búsqueda”

Creo que a estas alturas somos un país ahogado en nuestra ignorancia producto de una educación deformada y deficiente donde han contribuido los gobiernos de turno y las clases que siempre se creyeron dueñas del país sembrando antivalores conjuntamente con la idea de mantener ignorante a la población. En la actualidad no existe ningún plan o programa que permita trabajar en el sentido de generar una cultura básica que permita generar algún proyecto importante. No se puede construir nada con un ser humano deformado y acostumbrado a la informalidad, a la violación de la norma donde día a día somos testigos de que la legalidad nos pone en desventaja y que las mismas autoridades se encargan de demostrarnos esta realidad.

Ahora sin embargo existen herramientas y productos que, al margen de inversiones de gran cantidad de recursos, simplemente utilizando inteligentemente lo que se tiene generaría cambios importantes en la educación de la población. He podido ver en la televisión y en INTERNET programas como Discovery Kids, y los efectos que estos generan en los niños. Me he quedado sorprendido como mi nieto (5 años de edad) apenas ve que dejamos las luces prendidas sin motivo acude presto a apagarlas indicando que hay que cuidar el planeta tierra con el ahorro de energía, de igual manera ver como se preocupa de que en la ducha se vaya el agua hasta que esta se caliente indicando que tenemos que cuidar el agua porque es un producto indispensable para la vida y todo esto lo aprendió y lo internalizó simplemente de lo que vio en esos programas de televisión, es increíble como explica a veces situaciones y conceptos con una simpleza extraordinaria, pienso que ni siquiera sus profesoras del colegio tengan esa preocupación que él a estas alturas ya lo tiene. Así mismo existe un programa del niño científico que investiga y estudia todo, dando una imagen de alegría al conocimiento e ilustrando fuertemente a los niños. Pero lo más importante es que estas cosas generan valores en los niños al margen de la información que reciben. Como observar y cuestionarse frente a los hechos y vivencias diarias la parte inventiva de generar una mega y gran idea relacionada con un tema así sea esta sofisticada o llena de fantasía.

¿Cuando entenderemos que usando el simple sentido común podremos cambiar las cosas?, todos los días nuestra población recibe basura por la mayoría de los medios de información, en los periódicos la radio y la televisión. Tal vez sea hora de que el estado haga un pacto con estos medios para que en base a ello se genere una campaña de valores, con el objeto de crear las condiciones para que se pueda implementar proyectos en los diferentes rubros de la sociedad. De nada vale realizar obras de ingeniería para solucionar por ejemplo el problema del trafico, ya que ni bien éstas se terminen no se respetan los estamentos planificados por la ingeniería generándose un caos en su funcionamiento. Esto ocurre con la mayoría de soluciones hechas hasta la actualidad. De igual manera seguiremos contaminando nuestras ciudades arrojando basura y desperdicios donde se nos antoje, seguiremos viviendo en la inseguridad y lo más dramático seguiremos siendo dependientes de por vida desde un punto de vista tecnológico. Vemos profesionales extranjeros en todo orden de cosas porque al parecer en nuestro medio no existen aquellos con las calificaciones requeridas en licitaciones y convocatorias de proyectos, también porque los que gobiernan y toman decisiones piensan siempre que son necesarios Viracochas para salvar nuestro país. Esto se muestra en el arte y en la tecnología, lamentablemente la mayoría cree ciegamente que solo los indicadores económicos favorables nos llevarán a un futuro prometedor; si bien es cierto es un factor muy importante pero el cambio no se verá hasta que todos seamos conscientes de que el desarrollo implica mejorar al ser humano y su integridad como ser social.